-¿Recibe un mate?…

Hace unos días recibí por e-mail un mensaje de Margareth ,una querida amiga de nuestra casa, que es como la cebadora oficial de mates cuando nos visita. El mensaje traía este texto y me pareció tan cierto que decidí agregarlo a mi blog.  Si alguien que no es argentino lee esto tal vez no lo comprenda totalmente; pero créame, no hay nada como el mate para consolidar y darle kilates a una amistad…

Dedicado a todos mis amigos con quienes compartimos algunos mates hace poco o allá en la niebla del tiempo pasado donde la memoria casi se disuelve; pero perdura el cariño de la amistad…

“Un mate ...de Lalo Mir en el programa “Lalo Bla Bla” Radio Mitre (ARGENTINA)

El mate no es una bebida. Bueno, sí. Es un líquido y entra por la boca.
Pero no es una bebida. En este país nadie toma mate porque tenga sed.
Es más bien una costumbre, como rascarse.
El mate es exactamente lo contrario que la televisión: te hace conversar si
estás con alguien, y te hace pensar cuando estás solo.
Cuando llega alguien a tu casa la primera frase es ‘hola’ y la segunda
‘¿unos mates?’.
Esto pasa en todas las casas. En la de los ricos y en la de los pobres.
Pasa entre mujeres charlatanas y chismosas, y pasa entre hombres serios o inmaduros.
Pasa entre los viejos de un geriátrico y entre los adolescentes mientras estudian.
Es lo único que comparten los padres y los hijos sin discutir ni echarse en cara.
Peronistas y radicales ceban mate sin preguntar.
En verano y en invierno.
Es lo único en lo que nos parecemos las víctimas y los verdugos; los buenos y los malos.
Cuando tenés un hijo, le empezás a dar mate cuando te pide. Se lo das tibiecito, con mucha azúcar, y se sienten grandes. Sentís un orgullo enorme cuando un esquenuncito de tu sangre empieza a chupar mate. Se te sale el corazón del cuerpo.
Después ellos, con los años, elegirán si tomarlo amargo, dulce, muy caliente, tereré, con cáscara de naranja, con yuyos, con un chorrito de limón.
Cuando conocés a alguien por primera vez, te tomás unos mates. La gente pregunta, cuando no hay confianza: ‘¿Dulce o amargo?’. El otro responde:
‘Como tomes vos’.
Los teclados de Argentina tienen las letras llenas de yerba.
La yerba es lo único que hay siempre, en todas las casas.  Siempre. Con inflación, con hambre, con militares, con democracia, con cualquiera de nuestras pestes y maldiciones eternas. Y si un día no hay yerba, un vecino tiene y te da. La yerba no se le niega a nadie.
Éste es el único país del mundo en donde la decisión de dejar de ser un chico y empezar a ser un hombre ocurre un día en particular, Nada de pantalones largos, circuncisión, universidad o vivir lejos de los padres.
Acá empezamos a ser grandes el día que tenemos la necesidad de tomar por primera vez unos mates, solos. No es casualidad. No es porque sí.
El día que un chico pone la pava al fuego y toma su primer mate sin que haya nadie en casa, en ese minuto, es que ha descubierto que tiene alma.
O está muerto de miedo, o está muerto de amor, o algo: pero no es un día cualquiera.
Ninguno de nosotros nos acordamos del día en que tomamos por primera vez un mate solo. Pero debe haber sido un día importante para cada uno.
Por adentro hay revoluciones.
El sencillo mate es nada más y nada menos que una demostración de valores…
Es la solidaridad de bancar esos mates lavados porque la charla es buena.
La charla, no el mate..
Es el respeto por los tiempos para hablar y escuchar, vos hablás mientras el otro toma
y es la sinceridad para decir: ¡Basta, cambiá la yerba!’.
Es el compañerismo hecho momento.
Es la sensibilidad al agua hirviendo.
Es el cariño para preguntar, estúpidamente, ‘¿está caliente, no?’.
Es la modestia de quien ceba el mejor mate.
Es la generosidad de dar hasta el final.
Es la hospitalidad de la invitación.
Es la justicia de uno por uno.
Es la obligación de decir ‘gracias’, al menos una vez al día.
Es la actitud ética, franca y leal de
encontrarse sin mayores pretensiones
que compartir.

 

 

Gracias Margareth por tus mates y tu amistad…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Cuando mudé mi blog de Windows Live a WordPress

Una moto espectacular!!!

Los beneficios de una bicicleta

Mithai Mumblezz

Thinks and again mumbles!!

El Huerto 2.0

Espacio dedicado a la horticultura ecológica, sus problemas, productos y cómo transformarlos.

Salmon Brook Farms

Official Home of Lavinia and Rick Ross

Doodlewash

Adventures in Watercolor Sketching, Watercolour Magazine, with Charlie O'Shields

brighamstephen

birding and bird photography

Adventures in Kevin's World

Misadventures in cool places

Colorfish on the Road

Irgendwo in Südamerika

LensScaper

Views through a lens - a personal viewpoint

Mama Cormier

.... my journey to a healthy life, making new memories and so much more

Sophie's Foodie Files

Mostly healthy tasty colorful cooking & gardening with Sophie's twist!

Bespoke Traveler

Curated Tales for the Curious Traveler

Such Small Hands

Searching for Purpose and Finding Grace

Isleños

Esos que deambulan entre orillas

Experiencias entre Rayos y Grillos

Qué es lo que pasa cuando un pie sube y el otro baja, sin tocar el piso más que con dos ruedas...

In Fact Edinburgh

Noticias de Edimburgo · Edinburgh news

LA VIDA A 12 KM/H

De San Francisco a Los Angeles en bicicleta (y aventones y trenes) a 8.7 km/h

El Triatleta Blog

Iniciación al Triatlon. Consejos y experiencias

CyclingRoad

Punto de encuentro de aventuras ciclistas

The cyclerist's Blog

El ciclismo profesional dentro y fuera de la carretera

A %d blogueros les gusta esto: