Un sombrero panamá

Un sombrero de verano

Esa tarde fui con Susa a hacer unas compras en el centro, hacía calor y obligadamente, como de costumbre, hicimos una parada en la heladería Ercolano. Al salir de ahí mientras caminábamos por Junín y encontramos una vidriera con ropas y otras cosas diversas. Nos detuvimos un poco para mirar y encontré entre todo eso un sombrero que de inmediato trajo a mi memoria la imagen de mi abuelo Laureano con su sombrero de verano.

El sombrero de mi abuelo era intocable. Con eso no se podía jugar y tampoco se podía manosear. Era algo de uso exclusivo y privado de él. Usaba unos sombreros de fibra vegetal, mas o menos del tipo “panamá”, livianos y frescos, con mucha ventilación, ideales para el verano en San Juan con sus 39º C seguros.

Tengo en mi memoria la imagen del querido viejo con su sombrero por las mañanas yendo a “El Refugio” para comer el desayuno con sus amigos. Una sola vez lo acompañé a  uno de esos desayunos. Yo tenía como 10 años de edad, salimos caminando con el viejo y llegamos a “El Refugio”. Pleno verano, mesa y sillas en la vereda, mucha gente que va y viene, y nosostros sentados ahí, mirando pasar el mundo. Un rato después empiezan a llegar sus amigos, otros jubilados como el abuelo. Ahí empieza el desayuno. Alguna empanada, una picada de fiambre, algunas rodajas de matambre arrollado y cerveza. Para mi la cerveza todavía estaba vedada, recibí Fanta naranja.
La charla entre los viejos parecía muy amena y divertida porque la disfrutaban mucho, yo no entendía ni ponía demasiada atención a esa charla paro ellos reían bastante. Mi atención estaba centrada en esto nuevo de las confiterías: el olor del café, el ruido de las botellas, el maní salado en unas bandejitas de lata,  la gente que entra, come , bebe y charla; el andar del mozo, los viajeros que entran a comer algo y siguen; todo eso era completamente nuevo para mi.  Ya cerca del mediodía se terminaba esto del desayuno y de ahí a regresar a casa.

En estos días recordé muchas cosas del viejo. Nació en 1899 en el departamento de 25 de Mayo S.J. Siempre trabajó en la agricultura, desde los 11 años y creo que nunca dejó de trabajar hasta que sus fuerzas se lo permitieron, en mi memoria aparece cuando ya estaba jubilado y cuando su enfermedad del corazón lo llevó al reposo absoluto durante algún tiempo; pero después al recuperarse volvió a seguir su ritmo normal.
Con un carácter genial, de una conversación interesantísima que podía abarcar todos los temas , menos fútbol, lo que nunca le agradó. De una simpatía y amabilidad que se ganaba el afecto de la gente de manera muy rápida. Por donde anduviera encontraba gente que lo reconocía y con quienes se detenía para conversar un poco.

Pasar un rato con él era una oportunidad de aprender de todo un poco: desde sembrar verduras hasta curar un animal enfermo. Recuerdo sus manos totalmente marcadas por grietas que produce el trabajo con la tierra a la intemperie, siempre me llamaron la atención esas manos.
Fue un tipo de un gran sentido del humor; aunque nunca se zafaba con ninguna broma gruesa, al menos en presencia de los niños.
Tenía gestos que resultaban inolvidables como el regalar a mis hermanos y a mi cajones de  40 gaseosas chicas en envases de vidrio para la Navidad y el Año Nuevo. ¡Con eso solamente se convertía en el mayor ídolo viviente!
Mi vida quedó marcada favorablemenrte por haber compartido con él mucho tiempo, y por eso mismo nunca dejo de echarle de menos, aunque yo vaya llegando a los 50.

Me tocó compartir con él los días finales de su vida y debo ser la última cara familiar que vio antes de irse a la eternidad…   😦

El Señor es misericordioso. Q.E.P.D. Amén. Nunca te olvidaré.

Laureano, mi abuelo en su vejez. Laureano en un viaje a Córdoba con un último modelo ¿1920?...  A la izquierda.-

Anuncios

6 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Marisa
    Nov 28, 2011 @ 21:49:25

    Q bonito ¡¡¡ Yo también lo recuerdo mucho!!

    Me gusta

    Responder

  2. MIRTA
    Mar 27, 2013 @ 09:15:54

    que lindo cuña, saber de tus recuerdos de la niñez y te digo que un poco te envidié sanamente por haber tenido un abuelo que te traiga a la memoria los buenos momentos con él compartidos, pues yo nunca tuve uno. Un beso y grande cuña con tus comentarios como siempre!!

    Me gusta

    Responder

    • Walter
      Mar 27, 2013 @ 15:46:52

      ¡Oh, si! Este viejo era un tipo genial. Un conversador excelente con quien se podía charlar de cuaquier cosa, menos de fútbol, lo que nunca le agradó. Yo pasé mucho tiempo con él y aprendí varias cosas.

      Me gusta

      Responder

  3. ellie894
    Ago 14, 2017 @ 21:19:29

    I wish that I could read Spanish. What I can pick up seems touching.

    Le gusta a 1 persona

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Cuando mudé mi blog de Windows Live a WordPress

Una moto espectacular!!!

Los beneficios de una bicicleta

CE3OP

Power is no substitute for Skill

MISAL DIARIO

Palabra de Dios.

LU2JNV

Radioaficionado Argentino

Love thy bike

A love of photography, cycling and exploring places on two wheels.

McCreadyandChess

Some thoughts on the beautiful game.

Strathfield Heritage

All about the history and heritage of Strathfield

Memoirs Of A Metro Girl

A London blog by a Londoner

The Amsterdam, NY Blog

A community's history is comprised of stories about the people who've lived there...

Kitchissippi Times

An Ottawa-area community newspaper serving McKellar Park, Highland Park, Hampton Park, Westboro, Westboro Beach, Champlain Park, Civic Hospital, West Wellington, Hintonburg, Tunney’s Pasture, and Mechanicsville

shadthecat

The Feline Photographer

Happiness Between Tails by da-AL

Arts + Cooking + Dancing + Joy + Writing + Tales + Tails

Humans of New Mexico

We are a community project collecting the oral histories of everyday New Mexicans.

Minnesota Prairie Roots

Writing and photography by Audrey Kletscher Helbling

The Baseball Sociologist

Not your average baseball fan, not your average sociologist

Dale Majors

Internet Retail, Team Building and Entrepreneurship

Shipshape Solutions

Charting Your Course From Chaos To Order

ELIZABETH ANN JOHNSON-MURPHREE

Confessional Fiction, Free Verse Poetry and Prose, Non-Poetry and Art

yocollector - Romania

Logo-colectii diverse, colectie insigne, colectie brelocuri, artizanat,

Jardines sin fronteras

Un blog de José Elías Bonells, solo para profesionales

A %d blogueros les gusta esto: