Tribuna

jeje-2je-3

Es la tribuna donde los locos por el fútbol se reúnen para apoyar al equipo. La gente de todas las edades: niños, jóvenes, viejos, mujeres y hombres. Mucha, mucha energía hay en este lugar. Tambores, trompetas, cantos, gritos. Banderas, carteles, sombreros, camisetas todo, todo alegórico al equipo. Todo verde y blanco hacia donde mires. En la tribuna de enfrente los colores son distintos; pero la energía es igual.
Los voces merecen un tratado aparte, se mezclan los gritos y las canciones animando al equipo verde y los insultos, burlas, amenazas cantadas al equipo contrario.  Los árbitros reciben una serie de gritos solamente para ellos y por transición a su familia en grado ascendiente, especialmente a sus madres; ¿me entienden?…
Muchos disfrutan estar en este lugar, otros recomiendan no entrar: -Es un lugar peligroso, puede ocurrir cualquier cosa en esa multitud. – dicen.
El azar interviene y decide a veces los resultados del fútbol, está vez el verde pierde. La pesadumbre, la tristeza, la promesa de no abandonar al equipo en este mal momento es una permanente canción.
La gente libera aquí su alegría, sus frustraciones, sus enojos, y toda la energía guardada durante muchos días.
Esto es el fútbol visto desde la tribuna.

La luz

Durante el breve viaje que realizamos,  demasiado apurados; pero de todos modos pudimos aprovechar lo mejor posible el escaso tiempo. En el recorrido regresé a una vieja galería que conocí algunos años atrás, bastante solitaria, donde hay pocos locales ocupados por vendedores de relojes, tabaco y ropa.  Demasiados locales desocupados. Es una galería que seguramente está cercana a cumplir 100 años. Había antes ahí un club de jugadores de ajedrez que ya no encontré.  Estoy seguro que ese lugar sería un sitio elegido para hacer películas si el ojo de un director de cine lo viera. El lugar tiene el encanto de las cúpulas de vitraux. Ese juego espectacular de la luz a través de los vidrios de colores.  Son vitrales con simetría radial perfecta. Podría quedarme mucho tiempo mirando y admirando esa maravilla.  Ya sabe ustedes que los juegos que hace la luz es una de mis debilidades.

Me detuve allí unos pocos minutos diciendo: ¡Oh! , ¡Ah! , ¡Wow! , y cosas por el estilo. Mis compañeras de viaje también se detuvieron un momento. Alcancé a atrapar un poco de esa luz con la cámara y desde ya que pensé en traerla para compartirla con los amigos del blog. Aquí están.

za7-15-copia

za7-12-copia

Renacimento

veg

Así fueron encontradas

El sol del verano se hace notar sobre todo lo que hay.
————————————————————————-

Algunas semanas atrás después de terminar una reunión de trabajo, alguien dijo: – En la huerta quedaron algunos plantines de árboles que olvidamos entregar; si alguien los quiere puede llevarlos.

Después de algunos días la escuela cierra las puertas y seguramente los plantines de árboles quedarían abandonados y al regreso estarían secos.
Después de entregar libros en la biblioteca y terminar las planillas y todo eso, pasé por la huerta para ver aquel asunto de los plantines.
Allí los encontré, eran dos plantas de un metro de altura. Estaban ahí desde quince días atrás a pleno sol y sin riego. Parecían dos ramas secas con hojas quemadas por el sol, puestas verticalmente en las bolsas negras de plástico. Elegí la que parecía mejor, menos muerta. Entonces sentí pena por la otra y levanté las dos, ya nadie vendría por la que quedaría. Las llevé sin esperanza, pensando que iba a tener después la incomodidad de deshacerme de esas ramas secas, de todos modos las cargué y las llevé a casa. La tierra de las bolsas estaba seca y partida como un terrón de suelo del desierto.

Las puse cerca de las otras plantas en casa, por aquello que alguien me dijo: “Las plantas se hacen amigas y crean un ambiente más favorable para todas”. (Realmente parece algo absurdo). Les hice una foto por costumbre. Las regué de vez en cuando, las dejé fuera del alcance del sol directo. Pasaron los días y no daban ninguna señal de vida. A las dos semanas algo verde que apenas sobresalía del gris seco parecía estar ahí. Unos días más y unos pequeños bordes de hojas asomaban y hace seis día tomaron forma completa de hojas.  Parecen dos fresnos. ¿Lo son?… Los árboles me gustan; pero no sé demasiado de ese tema.

Están ahí las dos, renaciendo o resucitando.

Moraleja: Todos necesitamos una nueva oportunidad.

vegt

Primeras señales

vegt-3

Todo va bien

 

Seis

6c

El viento corría bastante rápido. Entre el polvo algo saltaba y golpeaba contra el suelo, se levantaba nuevamente para volar torpe como una gallina. Hasta que quedó atrapada en el tallo de un cardo cerca de mis pies. Me acerqué, la levanté y le pregunté: – ¿Qué mensaje traes para mí?…

– ¿Crees que existen las señales?

Comida china – China food

bud

Comida china es algo nuevo para nuestra familia.  Imagine usted que en extremo sur de América no es frecuente encontrar elementos de la cultura oriental. Aunque existen desde hace algunos años dos restaurantes chinos en la ciudad, no tuvimos interés por visitarlos. Por lo general los alimentos que consumimos son preparados por nosotros mismos en la cocina de nuestra casa.

Hace algunas semanas, por motivos de organización familiar, debimos comprar comida preparada y por casualidad encontramos un nuevo comercio donde venden comida china para llevar. Al ingresar al local con mi hija y mi esposa vimos esa variedad de platos de aspecto tan diferente a nuestra comida habitual. Pulpos, calamares, riñones de ternera, fideos de arroz y muchas cosas más.  Es difícil decidirse ante tantos aromas deliciosos. La comida es elegida por cada comprador y colocada en una bandeja que después pasa por una balanza electrónica y se establece el precio a pagar.

Desde aquella primera vez  nos hicimos clientes frecuentes de la casa de comidas chinas. Intenté dialogar varias veces con alguno de los cocineros; pero ellos no se caracterizan por ser demasiado comunicativos; tal vez la barrera del idioma o una característica de sus costumbres, hablar poco.

Junto a la caja de cobro, una estatua pequeña de Buda Feliz y bien alimentado recibe y despide a los compradores. Por haber leído antes acerca de Feng Shui conozco el interés de los orientales por atraer la buena fortuna de diversas maneras.

好胃口。 一会见。

Mano a mano

El golpe de la mano se escuchó breve, sordo y definitivo. Cuando sentí en mi mano el dolor, como varias avispas picando juntas, pensé: -Este dolor no es un golpe habitual. Rápido puse la mano en agua fría y después tomé un analgésico, todo parecía seguir en la normalidad. De todos modos al día siguiente fui a trabajar. Después de un rato, mi mano derecha, había aumentado de tamaño y no respondía a las órdenes que el cerebro le enviaba.

Después al médico, desde allí a la máquina de rayos X  y todo quedó definido: era una fractura. Luego la anestesia, las manos del médico poniendo los trozos de hueso en el sitio que corresponde. Después las vendas y el yeso. Ahora tengo mi súper mano derecha cubierta por un guante verde oscuro. La primera noche con mi mano encerrada en el molde de yeso, durante un instante sentí una fuerte sensación de claustrofobia, lo que jamás antes había conocido. Surgió un impulso de romper el yeso y liberar mi mano, lo que casi hago; pero la parte lógica de mi pensamiento decía: ¡No!.  Respiré hondo, caminé un rato. Luego retornó la calma y todo se ordenó.  Al día siguiente el médico hizo una pequeña ventana que permite ver las yemas de mis dedos anular y meñique; parece que fue una solución. El nuevo zurdo, que soy yo, va ahora por las calles y algunos preguntan: ¿Qué pasó?. Otros miran con desconfianza mi gran mano enfundada en el guante verde. También algunos miran con algo de lástima. Mi hija quiere firmar mi yeso, como es la costumbre aquí, escribir una frase de cariño o ánimo, también podría escribir alguna broma; no sé que es lo que salga de la cabeza de ella en aquel momento. Ella también pretende hacer un dibujo con las onomatopeyas de Batman como: Pow! , Kapow! o algo así. Por ahora he podido evitar con algunos argumentos que mi yeso de gran mano quede bajo el dominio de los lapiceros de colores de ella. No sé cuanto tiempo más resistirá mi castillo al asedio de la tinta.

Por otra parte, estoy en el aprendizaje de usar mi mano izquierda. La que siempre era actriz de reparto se convirtió en estrella del espectáculo. Nunca imaginé la numerosa serie de obstáculos que un novato zurdo debe sortear. Abrochar botones de camisa, ajustar cinturón, atar cordones de zapatos, sacar billetes de la billetera, manejar cepillo de dientes, usar teclas de control remoto, acertar movimientos de pantalla táctil, peinar, usar cubiertos en la mesa y un sinnúmero de actividades que ahora triplicaron el tiempo necesario para hacerlas. Otras actividades están definitivamente fuera de mi alcance ahora: escribir, usar tijeras, utilizar el cuchillo, firmar, etc. También está la pena por resultar una carga incómoda para mi familia, de quienes tengo cuidados y protección. De todos modos trato de hacer todo lo que está a mi alcance y no sobrecargar a los demás.

Aquellos libros de autores japoneses que leí han influido en mí. Ellos dicen acerca de la energía que transmiten las cosas sobre nosotros y la energía que nosotros transmitimos sobre las cosas. Digo en secreto, cuando nadie me ve, palabras cariñosas a mi mano herida, le pido perdón por no haberla cuidado, le digo chistes y palabras de ánimo y buenos deseos. Seguramente ella recibirá esta energía positiva y sanará pronto. Mientras tanto, leo un poco más, rezo un poco más, veo un poco más de televisión, medito sobre la paciencia, les hablo un poco más a mis perros, leo los blogs y escribo un poco más, teclado de por medio, solo con mi mano izquierda.

 

¡Bingo!

binggg

Debo decir que nunca antes estuve en un bingo.  La clase de mi hija organizaba este bingo donde asistieron las familias. Voy con mi esposa; pero no conocíamos el lugar donde se realizaría.  El modo más rápido para llegar a un lugar desconocido es un taxi y así lo hicimos.  Llegamos y nos asignan un par de lugares en una mesa redonda junto a otros jugadores a quienes saludamos. Aquí están las amigas de nuestra hija y miembros del grupo scout.  Compramos algunos cartones extra para participar del juego.  La tarde estaba muy fría después de algunos días de lluvia. Estamos ubicados cerca de una gran ventana por donde veo los árboles sin hojas y el suelo mojado. El tiempo pasa y todo llama mi atención, no conozco estas ceremonias que se hacen aquí, es mi primer bingo. La gente revisa sus cartones con números. Busca los lápices.  Compra números para sorteos extra.   Veo algunas caras conocidas y otras no. Los estudiantes pasan ofreciendo bizcochos, palomitas de maíz, gaseosas y otras cosas para comer. Elegimos alfajores y  trozos de torta muy rica. Soy de temperamento algo ansioso y espero que alguien diga algo así como: “Damas y caballeros el bingo de hoy empieza”; pero nada. La gente continúa entrando al salón y alterno el tiempo conversando con mi esposa, con los otros miembros de la mesa y revisando mi celular. ¡Cómo pasa lento el tiempo!  Al fin me entrego y dejo de mirar el reloj. Disfruto de ver las caras alegres de la gente, escuchar la música y me distiendo, todo así es mejor.
Por fin, y cuando no espero se anuncia el comienzo del sorteo.
Y el camino de números empieza a moverse. Yo controlo mis cartones revisando por columnas, una tras otra. Se van llenando con marcas los números de mis cartones, eso es bueno. Tengo una sensación favorable, una corazonada que hay algo para mí hoy aquí.
Alguien dice: ¡Bingo! – buena noticia para él,  mala suerte para mi. El primer premio ya tiene dueño y no soy yo.
Los números siguen cayendo, aunque ya mi entusiasmo ha disminuido bastante.
Un rato después uno de mis cartones se completa, quedo sorprendido. Mi esposa me dice: – ¡Es el tuyo! ¡Grita bingo! ¡Decilo!- Yo no salgo del asombro, me pongo de pie y digo : – ¡Bingo, aquí! ¡Bingo! ¡Aquí!.   Mientras camino hacia la entrega del premio escucho aplausos, voces de alegría y otras de desilusión. Yo río y no lo puedo creer.
Los jóvenes que  organizan controlan que mis números sean correctos y recibo el premio: un sillón inflable (puff), dos almohadas y un cobertor de invierno para una cama. Regreso a mi sitio con la ayuda de dos chicas para llevar los premios, no puedo yo solo con todos. Mientras regreso veo los rostros con expresiones de la gente.  Yo camino con aire ganador y sonrío. Suerte de principiante, tal vez.
Fue una tarde de domingo divertida, ahora debemos regresar. Otra vez las calles mojadas. En casa nos espera el calor de hogar.

 

 

 

 

Vistas de Navidad

Solamente una colección de fotografías con una referencia a su significado realizadas durante el tiempo de Navidad de 2.015.

Foto7505

El árbol de Navidad de la familia

El árbol.  Este año el árbol fue preparado un poco tarde. Las exigencias del trabajo y otras situaciones no dejaron un momento tranquilo para adornar el árbol en familia, como años anteriores. Sin embargó aquí está.

 

Foto7548

Tarjetas para saludos

Las tarjetas. Tratando de conservar algunas costumbres de gentileza y buena educación, en otro tiempo muy difundida preparamos las tarjetas para saludos, hoy sustituida por los saludos las redes sociales.  Aunque sostengo que no es lo mismo una imagen en la pantalla que una tarjeta colorida, que leemos, ponemos junto al árbol y después guardamos. Cuando el tiempo haya pasado, y la leamos nuevamente, nos traerá recuerdos de personas queridas, de situaciones agradables, de navidades felices que han pasado.

 

n15-

El pesebre parroquial

Las figuras del pesebre.  Estas figuras pertenecen al pequeño y humilde pesebre de la Parroquia de Lourdes, adonde asisto a las misas de domingo. Son figuras muy realistas, construidas de cerámica coloreada, con detalles tan perfectos que me encantan. Reúnen las dos condiciones que valoro en las piezas de un buen pesebre: belleza y sencillez.

 

n15

La bota de Navidad

La bota de Navidad. Esta Navidad hice el experimento de colocar una bota de con la inicial de mi nombre para observar la reacción de la gente ante esta novedad. La bota es un elemento que forma parte de las costumbres de países del hemisferio norte. Aquí, en América del Sur, es casi desconocido, solamente lo vemos en películas. Sin embrago, este año los comercios lo ofrecieron para la venta; ya sabes, es el fenómeno de la globalización cultural. Los resultados del experimento los comentaré después.

 

Foto7551

Los regalos

Los regalos navideños.  Los obsequios son demostraciones de cariño y consideración entre amigos y familiares. Debajo del árbol se encontraron los obsequios que recibimos y también los regalos que preparamos  para nuestros amigos que después de la cena de Nochebuena les fueron entregados.  Otros después pasaron a buscar los regalos que les  esperaban junto al árbol en nuestro hogar.

 

nv

Lotería: El billete de lotería de Navidad comprado que una vez más no fue ganador; por lo tanto no soy millonario aun. De todos modos, es muy emocionante la expectativa vivida durante los días anteriores a la noche del sorteo. Tal vez tenga una mejor noticia en la próxima Navidad  🙂

Esos círculos de metal

 

File:The Sounds of Earth Record Cover - GPN-2000-001978.jpg

Esto también se trata de un círculo de metal.  (Como ocurrió en los Voyager que llevaron al espacio en 1977  aquellos discos de oro con grabaciones de música y voces humanas y además con aquellas imágenes con información acerca de nuestro planeta y también sobre los humanos, destinados a cualquier criatura que en algún lugar del universo pudiere encontrarla y comprender, lo que todavía no ocurrió)

 

 

círculo de bronce

 

“Hasta cuatro años de prisión a quien destruya esta señal” Desde el círculo de bronce la voz del estado nacional lo advierte desde hace más de cincuenta años y aparentemente tuvo éxito porque esta señal todavía puede leerse. Esa frase breve; pero dura y convincente despierta mi curiosidad.  Lo leo y lo releo, lo pienso, lo comparo, imagino la circunstancia en la que esa frase fue elegida para imprimirla sobre el bronce y dejarla allí para las generaciones siguientes.

Hasta cuatro años de prisión a quien destruya esta señal”,  parece un lenguaje apelativo; pero en este caso el lenguaje se aleja de un pedido o una orden y tiene otra intención más próxima a la advertencia o tal vez en el espacio de la amenaza. (¡!)

Estos círculos de bronce se encuentran distribuidos en algunos lugares del territorio argentino; pero no es fácil encontrarlos. Yo tengo noticias  solamente de dos de ellos. Uno en un campo desierto y cubierto solamente por espinas y salitre cerca de El Encón, y  éste, el de la foto, que está frente al hospital de San Luis.

Siempre llamó mi atención la existencia de estas señales que tienen algunas letras y números que responden a un código que desconozco. La mención del Ejército Argentino indica que se trata de un asunto a nivel nacional y el nombre del Instituto Geográfico Militar da pistas que se trata de algo relacionado con mediciones de alguna clase. En varias ocasiones conversé de este asunto con gente que no sabía ni imaginaba de la existencia de estas señales, y yo afirmaba que estas marcas existían; pero las miradas incrédulas caían sobre mí como si se tratara de un delirante que hablara de platillos voladores. Pero alguna vez alguien, no recuerdo quien,  me dijo que había visto también estas marcas y aseguraba que se hicieron  muchos años atrás cuando se realizó la medición exacta del territorio argentino y esa me pareció la explicación más razonable. Una medición topográfica que descomponía el territorio en triángulos cuyas superficies luego se sumaban para obtener la medida más precisa.

Así pasaron los años y llegó Internet y con ella el caudal increíble de información al que muchos aportan y los temas más diversos comienzan a tener mejores explicaciones.     Así fue que encontré datos más precisos acerca de este asunto.  Ya no es una incógnita, se trata de una experiencia para medir la curva de la superficie terrestre, y no explico más. Dejo el mérito de esta información a quien realizó el siguiente blog:

——————————————————————————————————————–
https://historiadelaastronomia.wordpress.com/documentos/arcomeridiano/

La marca del perro

¿Podrán creer ustedes lo que me ocurrio?
Yo,  que tengo tanto cariño por mis perros, un perro me mordió.
No lo puedo creer todavía.
Yo iba en motocicleta despacio a velocidad de paseo cuando de entre los autos estacionados salió un perro y sin mediar palabras o ladridos se prendió de mi pierna.   Cuando pude retirar mi pie del pedal era tarde, el perro ya había hecho lo suyo.  Mordió y escapó corriendo por la vereda.
Hice la limpieza y las curaciones que se recomiendan en estos casos y todo parece estar bien.
Mi gran temor es quedar contaminado y convertirme en vampiro o zombie o cosa por el estilo.  Por ahora no ha crecido pelo de lobo sobre mi espalda, tampoco me escuché aullando a medianoche.   🙂

 

mordido

Cuando mudé mi blog de Windows Live a WordPress

Una moto espectacular!!!

Los beneficios de una bicicleta

Up the lauz river

Rivers know this: there is no hurry. We shall get there some day. ― A.A. Milne

campodecuadernos

Andanzas y reflexiones del observador observado

A vista de pájaros

Aves y otra fauna de Rotxapea, Pamplona y algún lugar más...

Elefante Rocoso

Grupo de senderismo para compartir actividades en la Naturaleza

PROYECTO AULLIDOS

en defensa del lobo

AQUILA Naturaleza

Conservación y disfrute respetuoso del medio ambiente, educación ambiental y turismo de naturaleza.

cyclinginthesixthdecade

The how's and whys of my cycling life

Mithai Mumblezz

Thinks and again mumbles!!

El Huerto 2.0

Espacio dedicado a la horticultura ecológica, sus problemas, productos y cómo transformarlos.

Salmon Brook Farms

Official Home of Lavinia and Rick Ross

brighamstephen

birding and bird photography

Adventures in Kevin's World

Misadventures in cool places

Colorfish on the Road

Irgendwo in Südamerika

LensScaper

Views through a lens - a personal viewpoint

Mama Cormier

.... my journey to a healthy life, making new memories and so much more

Sophie's Foodie Files

Mostly healthy tasty colorful cooking & gardening with Sophie's twist!

Bespoke Traveler

Immersive Tales for the Curious Traveler

Such Small Hands

Searching for Purpose and Finding Grace

Isleños

Esos que deambulan entre orillas

Experiencias entre Rayos y Grillos

Qué es lo que pasa cuando un pie sube y el otro baja, sin tocar el piso más que con dos ruedas...

In Fact Edinburgh

Noticias de Edimburgo · Edinburgh news