Futbol y Argentina

f

 

En este país el futbol es una afición que es difícil describir completamente. Es casi obligatorio saber algo de futbol para mantener una conversación.
La vida futbolera comienza cuando un niño nace y sus padrinos o tíos le regalan  su primera camiseta del club favorito, desde allí en adelante el futbol estará siempre presente en los juegos entre amigos, en la escuela y en cualquier lugar donde vaya.
Tal vez es la sencillez del futbol lo que le dio tanto protagonismo aquí. Solamente es necesario tener una pelota y un espacio plano para jugar.  Los arcos se improvisan con cualquier cosa: piedras, cañas, palos, los abrigos de los jugadores o cualquier cosa que esté cerca. 
Las canchas de futbol se improvisan en cualquier lugar sin importar el tamaño del sitio ni el material del suelo, sea arena, tierra, piedra, no importa, la cancha se traza igual.   Entre los niños la pelota también puede improvisarse con una caja de cartón, una bolsa de nylon rellena con papel o trapos, etc.   He visto pelotas hechas con medias viejas enrolladas una sobre la otra. 
Niñas y varones , todos disfrutan del futbol.  La televisión tiene gran  cantidad de programas dedicados al futbol, la radio también. Desde aquí comienza una afición que llega hasta los grandes clubes de futbol que reunen millones de aficionados en todo el país.  
Cuando se trata del campeonato mundial el futbol adquiere un matiz casi patriótico, es difícil establecer el límite entre el sentido patriótico y la pasión futbolera.
 Ahora, en un par de días se definirá si Argentina tiene un nuevo trofeo del Campeonato Mundial en Brasil. Todo aquí es espectativa.

 

f (4)

 

 

 

 

 

 

f (3)

f (2)

 

 

 

 

 

 

 

 

f1

Gardel, tango, Legui y caballos

gardel

Carlos Gardel – A 79 años de su partida.

Es increíble como las cosas se asocian.

Irineo Leguizamo era un joven uruguayo que corría caballos en los hipódromos de Buenos Aires hace casi un siglo atrás, en los años 1930, más o menos, y en esa actividad conoció a Carlos Grardel, genio del tango y apasionado por las carreras de caballos.
Gardel y Leguizamo trabaron amistad y así fue que el jockey llegó a correr sobre un caballo de Gardel llamado Lunático en numerosas carreras.

 El jockey alcanzó mayor fama cuando Carlos Gardel interpretó un tango titulado: “Leguizamo solo” en el cual narra una carrera ganada por su amigo. La voz de Gardel suena nítida y vibrante como el trino de un canario y contagia alegría.

 


Del vínculo entre Gardel, los caballos y Leguizamo surgió que una bodega de vinos en San Juan empezó a producir una bebida que llamó Legui, licor argentino.  En la botella hay una figura de caballos de carrera, una carrera de hipódromo. Es un licor tradicional que ha perdurado a través del tiempo.
 Hace muchos años alguien me invitó una copita de licor. Cuando lo probé me gustó el sabor dulce y fuerte. 
 

Hace casi 80 años atrás, Gardel murió en un accidente de aviación en Medellín, Colombia el 24 de junio de 1935. Tenía 44 años de edad.
 Leguizamo vivió hasta los 85 años de edad y falleció en Buenos Aires, Argentina, en 1985.
El tiempo se lleva todo y de aquella amistad ahora solamente queda el Legui y una canción.

DSC01805

 

 

 

El asado en Argentina

parrilla

En este lugar del mundo, donde Sudamérica se hace angosta y se pierde en el mar del sur, se encuentra mi país, Argentina.
Nuestra población se encuentra formada por una mixtura de descendientes de inmigrantes de los más diversos lugares; pero con una característica muy  particular: la integración que gente de origen distinto ha logrado es asombrosa.  Argentina fue llamada por algunos escritores así: “Crisol de razas”, donde las razas se mezclan y hacen una sola nación homogénea y a la vez diversa. La relación entre personas de distinta ascendencia y de diferentes creencias es armónicamente natural. Ninguna ley impuso esa armonía, surgió sola. Todos son tratados de igual manera, sea cual fuere la procedencia de sus antepasados.
A pesar de los diversos orígenes el pueblo argentino tiene elementos comunes que lo identifican. Son características que han surgido de manera espontánea y son compartidas por la mayoría de la población.
Es este artículo vamos a abordar uno de esas características que unifica a los argentinos: la carne asada. No ría de esto. La carne asada aquí es mucho más que eso. Lea lo que sigue y lo entenderá.
La carne asada en Argentina es más que un alimento. Es el motivo de reunión de familiares y amigos. Es también el indicador del estado de la economía del país. Si es posible comer carne asada cada día domingo, significa que la economía está muy bien. De lo contrario, si el asado del domingo se realiza dos veces por mes, indica que las cosas en economía van algo mal.  Si solamente se consume carne asada un domingo al mes significa que estamos en estado de crisis severa.
Cuando los argentinos hablamos de economía mencionamos el valor de los combustibles, el valor del dólar, del euro y por supuesto el precio de la carne para asar. Los gobernantes son apoyados o criticados según sea fácil o difícil comprar carne para asar.
La habilidad de alguien para asar carne es también aquí muy valorada. En un almuerzo con asado, seguramente el primer brindis se hará a la salud del asador. La habilidad del asador lo acompaña adonde él vaya.  El estilo para asar carne es personal  de cada asador. El buen asador no pesa la carne con precisión ni mide la temperatura de las brasas ni considera el tiempo que la carne estará en la parrilla, nada de eso. El conocimiento del arte del asador en empírico y también intuitivo. Lo sabe porque lo hizo muchas veces. La vista, el olfato y el tacto le dirán si tiene que poner más fuego o si tiene que dar vuelta la carne sobre la parrilla. No existen recetas de cocina para hacer asado.
Los asadores tienen sus propias herramientas para asar, conocen su parrilla que no es igual a la de otro, la altura de una parrilla es diferente a otra por ejemplo. Ese detalle hace que el arte de asar sea distinto en ambos casos. A esto se agrega la preparación de la carne con sal o vinagre o aceite o limón, etc.  Cada asador sabe lo que hace.
Vi un asador que reunió 39 cortes de carne distintos, de distintas carnicerías, de distintas reses y las asó todas juntas. La variedad de carne no impidió que el asado saliera perfecto. Eso es una hazaña. Asar 20 kilogramos de carne de distintas reses y tener éxito es un certificado de excelencia en el uso de la parrilla.
Alrededor del asado hay muchos elementos asociados.  Los criollos argentinos tienen su propios cubiertos para comer asado y tienen por ellos una especie de veneración y cariño. Seguramente después de un asado surja un partido de truco o una guitarra haga el centro de la sobremesa.
Yo no me encuentro entre los expertos asadores, carezco de esa intuición del asador; pero algunas veces intento hacer lo mejor posible con la parrilla. Ese día en casa hay ambiente de fiesta. Buen vino tinto o tal vez un vaso con Gancia y Sprite mientras se asa la carne o quizá una lata con cerveza. Música en el patio. Buen humor. Algunos mates mientras se espera el momento del almuerzo.  Ensalada de verduras. Mi delantal azul y la argentinidad en la piel.

En San Juan – 2° parte

La Celda Histórica -El paso del General José de San Martín por San Juan.
Durante el paseo pos San Juan visitamos la Celda Histórica. Un lugar que conserva el ambiente de finales de la epoca colonial.  Aquí ocurrió una historia interesante y emocionante.

Se trata de un sector antiguo del Convento de la Orden de los Dominicos, las viejas celdas donde vivían los frailes y donde el Gral. San Martín permaneció durante algunos días en 1.815. También este lugar sirvió para organizar la columna Cabot que formando parte del Ejército de Los Andes cruzó la cordillera para liberar a Chile del poder realista.

En una de las habitaciones del Convento se encuentra la cama que usó el Gral. San Martín durante su paso por allí.  Es una cama sencilla, cama de fraile, de madera tosca y lonjas de cuero crudo entrecruzado para sostener el colchón o jergón. Una cruz sobre la cebecera y un par de baúles para guardar la ropa. Es un lugar fresco y silencioso. Paredes gruesas de adobe. Estando ahí tuve la sensación de pisar el mismo suelo que el Gral. San Martín. Héroe magnífico, estratega genial y un hombre de virtudes. Una sensación extraña. El General andando por ahí, respirando ese mismo aire, recibiendo la sombra del mismo techo, tomando algunos mates y hablando de la libertad de un país que todavía no tenía este nombre. Argentina, mi país.

Es la Galería de nueve arcos que corre junto a las dos salas históricas y da al patio. Lugar espacioso, piso de ladrillos, columnas pintadas de blanco, techo de rollizos y caña.

 Estas campanas sonaron al conocerse el triunfo del Ejército de Los  Andes en la batalla de Chacabuco. Esto daba mayor seguridad al proyecto libertador del Gral. San Martín.

 

  El patio del lugar es amplio, se encuentra bien cuidado y tiene algunos viejos olivos que dan sombra fresca. También alguna palmeras y algunos árboles de moras. El piso es de gravilla. Todo ordenado y muy tranquilo.

Son muchas las placas conmemorativas de bronce que recuerdan el paso del Gral. San Martín por aquí.
Estas placas proceden de diferentes instituciones y de diversas fechas. Mucho para leer,  José de San Martín un hombre que dejó su marca para siempre en la historia.

Con un mate nuevo

Recibí de regalo un mate de madera. No se de qué madera se trata, no conozco demasiado de eso. Algunos dicen que es de madera de algarrobo y otros que no lo es.
En cuanto lo toqué me llamó la atención el peso tan liviano que tiene.  Está fabricado con torno y la terminación es excelente, completamente suave al tacto. Tiene la boca ancha y un pie suficiente para no derramarse fácilmente; a la vez que es redondeado y fácil de mantener en una mano.
Las condiciones que debe reunir un mate para ser aceptado están establecidas por su dueño, es como una guitarra en manos del músico, la siente cómoda y apropiada desde la primera vez o nunca será su guitarra.
Cuando yo recibí el mate, lo saqué de su envoltorio de papel transparente y lo tomé en la mano dije: – Si, este mate está hecho para mi.
Lo exploré por dentro para mirar el tamaño del cuenco, después lo acerqué a mi nariz para sentir el aroma que tenía…  Todas las pruebas superadas. Buen tamaño de cuenco y ausencia de aroma.
El olor de la madera es muy importante. Tengo desde hace algunos años un mate pampeano, de los que tienen una corona de perforaciones alrededor de la boca; de muy buena presencia, pero nunca pude usarlo porque tiene un aroma demasiado fuerte y sabor vegetal seco y astringente que lo hacen imposible de beber.
El aroma de la madera de este nuevo mate parece más amigable y dócil.
Se los he mostrado a los amigos que han venido a casa y a todos les ha parecido un buen mate, ahora me encuentro por decidir el proceso de
curado. Las recetas para curar la madera son muchas y no sé por cual decidir: ¿Curado con whisky?…  ¿Con ginebra?… ¿Con yerba fuerte?…  ¿Con azúcar tostado a la brasa?… Todavía no decido; pero debo hacer de este mate el mejor que yo pueda.
El mate tiene en este lugar mucha importancia, más de la que a simple vista parece. Este mate será el que reciba a los familiares y amigos que se acerquen a casa a compartir un rato, también será el que salga con nosotros cuando vayamos al parque de paseo o de campamento con los scouts. Muchas de las vivencias por venir se relacionarán de alguna manera con una ronda de mates.  Este mate será el que tomamos en casa con Susa por las noches un rato antes de dormir mientras organizo mis papeles para salir a trabajar al día siguiente antes que asome el sol.
Solamente los poetas saben decir mejor las cosas que habitan el mundo interior. Aquí está un fragmento del poema de Antonio Esteban Agüero que pone las palabras precisas para describir cual es el espíritu que rodea al mate.


DIGO EL MATE

 Porque sábado es hoy y la mañana

Como una fruta desde el tala cae,

Y soy joven y sano, y me navegan

Tradiciones y música la sangre,

Quiero ser otra vez, entre vosotros

Para decir y celebrar el Mate.

 

De Guarania nos vino con la Yerba

Que resume fragancias tropicales,

Y ese barro de América que un día

Vio que llegaban sigilosas naves,

Con cadenas, y perros y arcabuces,

Y duras voces vulnerando el aire;

Verde Yerba  de América, sembrada

Por quien hizo los ríos y las aves,

Y tendió la llanura hacia naciente,

Y hacia poniente levantó los Andes,

Y la Coca sembró para los Quichuas,

Y el Algarrobo para pan del Huarpe.

 

Yo era niño –recuerdo- y la primera

Memoria verde se remonta al Mate,

En mi casa de Merlo, donde el día

Comenzaba a girar cuando mi Madre

Sorprendía el hervor de la tetera

Entre volutas de vapor quemante:

Y era luego la lenta ceremonia,

Vieja suma de gestos y ademanes,

Aquel ir y venir de la cuchara,

La visión del azúcar, el fragante

Esplendor de la Yerba, la bombilla

Con doradas virolas y espirales…

La Pascua y los alimentos

     La Pascua es principalmente un hecho del aspecto religioso y espiritual; pero también se refleja en la vida cotidiana de diversas maneras. A pesar que la sociedad se ha secularizado de manera notable, todavía subsisten formas y costumbres muy pintorescas que tienen una raíz religiosa antigua y rica en historia .  El tiempo de la Cuaresma y de la Pascua tienen sus manifestaciones también en los alimentos que se consumen.  Por ejemplo, durante los viernes de Cuaresma la carne está ausente en la mesa de los hogares y esto continúa hasta el Sábado Santo, recién el Domingo de Pascua la carne regresa como plato frecuente a la mesa.

      En el pasado la abstinencia de carne era más exigente y también abarcaba la ausencia de huevos en la mesa de la Cuaresma, de allí viene esa costumbre del famoso huevo de pascua.   Ocurriá que al estar el huevo de gallina ausente por tantos días, cuando terminaba el tiempo de abstinencia de carnes, éste regresaba a la mesa y lo hacía de “manera triunfal”, o sea adornado o decorado con dibujos y papeles de colores.    El paso del tiempo y la creatividad humana hicieron de esto una costumbre especial llevando el huevo de gallina  a su versión en chocolate y luego a rellenarlo con confites y otras golosinas.   Después se desarrolló una actividad artesanal e industrial alrededor de la realización de huevos de pascua con variedades numerosas. De colores distintos, con rellenos diferentes, de tamaños muy variados desde algunos pocos centímetros hasta otros que pesan kilos de chocolate y dulces.  Se ha establecido también la costumbre obsequiarlo a las personas a quien uno estima.

    En casa los huevos de chocolate se hicieron presentes el Domingo de Pascua con la condición de consumir algunos y otros obsequiarlos a alguien que no haya recibido aquel regalo durante ese día.

Por supuesto que en Argentina la ausencia de la carne durante la Cuaresma se hace notar, ya que nuestra dieta se constituye de carnes vacuna acompañando la mayoría de los alimentos.  Así es que al llegar la Pascua también la carne hace su “entrada triunfal” a la mesa y en los hogares pueden verse durante ese domingo las columnitas de humo que dicen: -Hoy aquí se come asado de carne argentina.
Este es nuestro asadito con el cual dimos la bienvenida a la finalización del tiempo de abstinencia de carnes.

Encontrado tras 29 años de estar desaparecido

Un ex combatiente de Malvinas que se encontraba desaparecido desde el final de la guerra fue hallado en completo estado de abandono y con las facultades mentales alteradas en la ciudad entrerriana de Concordia.
Se trata de un ex suboficial de la Armada, quien fue encontrado de manera causal por otros ex soldados en una quinta abandonada cercana a la localidad de La Criolla, informaron ayer integrantes del Centro de ex Combatientes de Malvinas de Concordia.
El ex combatiente encontrado es el cabo 1º Francisco Fherenbacher, quien se desempeñó como maquinista en el destructor ARA Comodoro Py durante la guerra de Malvinas.
Cuando finalizó el conflicto nunca pudo ser localizado, por lo que figuraba como desaparecido para los registros e incluso sus camaradas no descartaban que se hubiera suicidado.
Guillermo Pérez, titular del Centro de Ex Combatientes de Malvinas de Concordia, precisó a Diario Río Uruguay que en una reciente visita realizada a una escuela de La Criolla tomaron notificación sobre un hombre que afirmaba haber combatido en las islas Malvinas, durante el conflicto de 1982.
Todo surgió gracias a que los responsables de la escuela pretendían imponer el nombre de un ex combatiente a un aula del establecimiento secundario. “Nosotros inmediatamente preguntamos si alguien conocía algún veterano”, contó un integrante del Centro de Ex Combatientes, a lo que un muchacho respondió en tono de broma: “Al único que conozco es Fherenbacher, pero es veterano de guerra únicamente cuando está loco”, dijo sonriendo, coincidiendo con la incredulidad general sobre un hombre que vive solo en medio de una quinta abandonada y a una distancia considerable del pueblo.
Los vecinos les explicaron a los ex combatientes que el hombre vivía solo, en la más absoluta pobreza, y tenía las facultades mentales alteradas.
A partir de allí comenzó una tarea de atar cabos. Pérez recordó que “hace muchos años me llamaron desde la Sala 8 (Salud Mental) del hospital Felipe Heras, para avisarme que un supuesto veterano de guerra estaba internado”, pero a la hora de chequear apellidos la identificación no coincidía con los bancos de datos.
Fherenbacher estaba siendo buscado por el resto de quienes tripularon el buque destructor de la Armada Comodoro Py, pero lo tenían registrado con un domicilio en la provincia de Corrientes, sin sospechar que podía haber vuelto a su lugar de nacimiento en la zona rural de Concordia.
De esa manera era uno de los pocos ex combatientes del conflicto armado del cual no se tenía con precisión su paradero o si había fallecido en todos estos años. “No son muchos los que están desaparecidos, porque no sabemos si se suicidaron o porque no han querido tener ningún tipo de contacto o recuerdo de la guerra”, sostuvo Pérez.
Pérez explica que uno de los motivos por los cuales el ex suboficial nunca había sido hallado en los registros fue “porque en la Armada había anotado su apellido como Fehrenbacher en vez de Fherenbacher”, de esa manera los registros digitalizados nunca coincidían, a lo que se agregaba que el DNI con el que se contaba tenía diferencia en los últimos números del verdadero. Recién cuando concurrieron a la comisaría de La Criolla surgió que ese hombre “se llama Fherembacher Francisco, cabo 1º de la Armada, maquinista”.
Un ermitaño. Cuando el grupo llegó al lugar comprobó que el hombre que vivía como un ermitaño era efectivamente Fherenbacher, uno de los pocos veteranos de guerra que nunca pudo ser contactado tras el conflicto bélico. En los escasos momentos de lucidez en los que pudo charlar con los integrantes del Centro de Ex Combatientes de Malvinas de Concordia, Fherembacher pudo transmitir que durante y luego de la guerra le costó mucho sobreponerse a las secuelas del conflicto armado.
Pérez narró a Diario Río Uruguay que hoy Fherembacher tiene 57 años y vive solo en un precario refugio en el medio de una quinta cítrica abandonada, que sería propiedad de su familia.
Una de las cosas que más impactó a Pérez fue encontrar a Fherembacher “en la situación en que vive. Sin luz, sin nada, inclusive sin agua porque tiene que hacer unos kilómetros para buscar un balde de agua”, a lo que se suma que “come porque un hermano le lleva la comida, porque después vive solo ahí en el monte”.
Según pudo apreciar, “su estado general es que está muy mal, porque vive en la miseria”, a lo que se suma “la salud mental más que deficiente y encima en los últimos días los mordió un perro en la mano izquierda y estaba con la herida infectada”, con un cuadro que se agrava “porque está falto de higiene y sin ropa”.
Asimismo, el dirigente de veteranos contó la experiencia vivida recientemente por otros veteranos que fueron tripulantes del mismo barco que Fherembacher, “gente que hicieron un viaje de Buenos Aires a Concordia solamente para verlo, para traerle mercadería, ropa”. Lo cual “a él lo puso muy contento, si bien se comporta como un chiquilín porque guarda todo enseguida. Pero al menos pudimos vestirlo, calzarlo y ponerle borceguíes nuevos. Porque andaba de alpargatas y sin medias, con este frío y esta humedad”.
Pérez advirtió que en la zona de La Criolla evidentemente “nadie creía que él era ex combatiente de Malvinas y eso puede ser porque quizás nunca contó”, admitiendo que “en mi caso yo tampoco comentaba nada”, con un silencio que rompió “recién después de 15 años, porque estábamos totalmente aislados y no queríamos que nos hablen de Malvinas”.
Guillermo Pérez señaló que la urgencia pasa por obtener para Francisco Fherenbacher la obra social que gozan los ex combatientes, un lugar digno para vivir y una rápida contención psiquiátrica y psicológica.
Diario Central de Noticias – Edición Digital.-
 
@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@
 
Hace unos días leí esto por internet y me llevó un buen tiempo digerirlo…
Cuando uno lee la noticia y sus detalles cae en la cuenta de lo que pasó con este hombre, y nos lleva a hecernos estas preguntas:
¿Quiénes lo buscaban?…
¿Quienes lo encontraron?…
¿Quienes lo auxiliaron?…
¿Quienes lo vistieron, lo calzaron y le llevaron para comer?…
Sus compañeros de armas, en un Centro de Ex-combatientes…  Patria, cómo se trata a tus defensores.
 
Este nuevo Robinson Crussoe, aislado quien sabe por qué cosas cruzándose por su cabeza, me hizo acordar de una familia de San Luis que tiene un miembro caído en el hundimiento del Crucero Belgrano. No menciono su nombre completo porque no tengo permiso para eso; pero esta noticia nos a llevado en casa a recordar a su madre, a quien conocí personalmente, y los viajes que realizaba siendo anciana, a cualquier parte donde había noticias de algún muchacho ex-combatiente que habría aparecido en situaciones similares a este hombre… perdido, mentalmente alterado o mutilado en algún hospital, con la esperanza de hallar a su Esteban, para regresar con le decepción que no se trataba de su hijo o que era una noticia falsa…  
 
                                               MEMORIA – MEMORIA – MEMORIA
 

 

 

-¿Recibe un mate?…

Hace unos días recibí por e-mail un mensaje de Margareth ,una querida amiga de nuestra casa, que es como la cebadora oficial de mates cuando nos visita. El mensaje traía este texto y me pareció tan cierto que decidí agregarlo a mi blog.  Si alguien que no es argentino lee esto tal vez no lo comprenda totalmente; pero créame, no hay nada como el mate para consolidar y darle kilates a una amistad…

Dedicado a todos mis amigos con quienes compartimos algunos mates hace poco o allá en la niebla del tiempo pasado donde la memoria casi se disuelve; pero perdura el cariño de la amistad…

“Un mate ...de Lalo Mir en el programa “Lalo Bla Bla” Radio Mitre (ARGENTINA)

El mate no es una bebida. Bueno, sí. Es un líquido y entra por la boca.
Pero no es una bebida. En este país nadie toma mate porque tenga sed.
Es más bien una costumbre, como rascarse.
El mate es exactamente lo contrario que la televisión: te hace conversar si
estás con alguien, y te hace pensar cuando estás solo.
Cuando llega alguien a tu casa la primera frase es ‘hola’ y la segunda
‘¿unos mates?’.
Esto pasa en todas las casas. En la de los ricos y en la de los pobres.
Pasa entre mujeres charlatanas y chismosas, y pasa entre hombres serios o inmaduros.
Pasa entre los viejos de un geriátrico y entre los adolescentes mientras estudian.
Es lo único que comparten los padres y los hijos sin discutir ni echarse en cara.
Peronistas y radicales ceban mate sin preguntar.
En verano y en invierno.
Es lo único en lo que nos parecemos las víctimas y los verdugos; los buenos y los malos.
Cuando tenés un hijo, le empezás a dar mate cuando te pide. Se lo das tibiecito, con mucha azúcar, y se sienten grandes. Sentís un orgullo enorme cuando un esquenuncito de tu sangre empieza a chupar mate. Se te sale el corazón del cuerpo.
Después ellos, con los años, elegirán si tomarlo amargo, dulce, muy caliente, tereré, con cáscara de naranja, con yuyos, con un chorrito de limón.
Cuando conocés a alguien por primera vez, te tomás unos mates. La gente pregunta, cuando no hay confianza: ‘¿Dulce o amargo?’. El otro responde:
‘Como tomes vos’.
Los teclados de Argentina tienen las letras llenas de yerba.
La yerba es lo único que hay siempre, en todas las casas.  Siempre. Con inflación, con hambre, con militares, con democracia, con cualquiera de nuestras pestes y maldiciones eternas. Y si un día no hay yerba, un vecino tiene y te da. La yerba no se le niega a nadie.
Éste es el único país del mundo en donde la decisión de dejar de ser un chico y empezar a ser un hombre ocurre un día en particular, Nada de pantalones largos, circuncisión, universidad o vivir lejos de los padres.
Acá empezamos a ser grandes el día que tenemos la necesidad de tomar por primera vez unos mates, solos. No es casualidad. No es porque sí.
El día que un chico pone la pava al fuego y toma su primer mate sin que haya nadie en casa, en ese minuto, es que ha descubierto que tiene alma.
O está muerto de miedo, o está muerto de amor, o algo: pero no es un día cualquiera.
Ninguno de nosotros nos acordamos del día en que tomamos por primera vez un mate solo. Pero debe haber sido un día importante para cada uno.
Por adentro hay revoluciones.
El sencillo mate es nada más y nada menos que una demostración de valores…
Es la solidaridad de bancar esos mates lavados porque la charla es buena.
La charla, no el mate..
Es el respeto por los tiempos para hablar y escuchar, vos hablás mientras el otro toma
y es la sinceridad para decir: ¡Basta, cambiá la yerba!’.
Es el compañerismo hecho momento.
Es la sensibilidad al agua hirviendo.
Es el cariño para preguntar, estúpidamente, ‘¿está caliente, no?’.
Es la modestia de quien ceba el mejor mate.
Es la generosidad de dar hasta el final.
Es la hospitalidad de la invitación.
Es la justicia de uno por uno.
Es la obligación de decir ‘gracias’, al menos una vez al día.
Es la actitud ética, franca y leal de
encontrarse sin mayores pretensiones
que compartir.

 

 

Gracias Margareth por tus mates y tu amistad…

Una carta – El perfil de un hombre.

 

Conmemorando el 2 de abril de 1.982.

Hombres como este no son noticia, ni tienen lugar en los shows nocturnos de T.V., ni convocan multitudes en la plaza.  Mas bien pasan desapercibidos, ignorados u olvidados. Muchos de nosotros ni siquiera supimos de su fabulosa existencia.  Pero en la memoria de la Patria vive para siempre…

Aquí presento la carta póstuma que el Teniente Don Roberto Estévez dejó escrita,  estaba dirigida a su padre.

Entregó su vida a la Patria el 28 de mayo de 1.982 en la batalla de Pradera del Ganso, Islas Malvinas, a los 25 años de edad.

La carta es una demostarción del calibre de los hombres que dejaron su vida defendiendo la soberanía argentina sobre el territorio patrio.

Esta se convirtió en un documento histórico:

Querido papá,
 
 Cuando recibas esta carta yo ya estaré rindiendo cuentas de mis acciones a Dios Nuestro Señor. Él, que sabe lo que hace, así lo ha dispuesto: que muera en cumplimiento de mi misión. Pero fijate vos, ¡que misión? ¿no es cierto? ¿Te acordás cuando era chico y hacía planes, diseñaba vehículos y armas, todos destinados a recuperar las islas Malvinas y restaurar en ellas Nuestra Soberanía?.
 
Dios, que es un Padre Generoso ha querido que éste, su hijo, totalmente carente de méritos, viva esta experiencia única y deje su vida en ofrenda a nuestra Patria.
 
Lo único que a todos quiero pedirles es:
 1) que restauren una sincera unidad en la familia bajo la Cruz de Cristo.
 2) que me recuerden con alegría y no que mi evocación sea la apertura a la tristeza y, muy importante,
3) que recen por mí.
 
 
Papa, hay cosas que, en un día cualquiera, no se dicen entre hombres pero que hoy debo decírtelas: Gracias por tenerte como modelo de bien nacido; gracias por creer en el honor; gracias por tener tu apellido; gracias por ser católico, argentino e hijo de sangre española, gracias por ser soldado, gracias a Dios por ser como soy y que es el fruto de ese hogar donde vos sos el pilar.
 
 
Hasta el reencuentro, si Dios lo permite.
Un fuerte abrazo. Dios y Patria ¡O muerte!
Roberto

 

Direcciones de sitios de internet que presentan mas información sobre el Teniente Roberto Estévez:

http://www.zonamilitar.com.ar/foros/malvinas-1982/10125-yo-vi-morir-nuestro-querido-teniente-estevez.html

http://www.facebook.com/pages/Teniente-Est%C3%A9vez-uno-de-los-h%C3%A9roes-de-Malvinas-que-todos-debemos-conocer/48979956330

Los chicos de la guerra – Los héroes de Malvinas

Las Malvinas
(José Pedroni)

Tiene las alas salpicadas de islotes,
es nuestra bella del mar.
La Patria la contempla desde la costa madre
con un dolor que no se va.
Tiene las alas llenas de lunares,
lobo roquero es su guardián.
La patria la contempla.
Es un ángel sin sueño
la patria junto al mar…

 

Ya pasaron 29 años.  Los jóvenes y muchos adultos de hoy conocen la historia de la gesta de Malvinas según “la versión oficial” de moda en este momento.  Tal vez, el paso del tiempo, purifique de parcialidad y de intereses politiqueros y partidadrios la narración de aquella dura y complicada etapa de la historia argentina.

Cansado de ver que a la masa de la población se le inyecta por vía visual esta historia destacando los padecimientos de los heroicos hombres y jóvenes que debieron defender el territorio patrio con su dolor y con su vida; pero intencionadamente ignorando por completo su valor, su genuino amor a la Patria, su titánica lucha por cada metro de tierra y mar,  su orgullo de argentinos;  he decidido dejar en el blog mi posición sobre este importante tema que no está cerrado ni lo estará hasta que se diga la verdad completa.

Películas tales como : “Los chicos de la guerra” o “Iluminados por el fuego” , esta última de pésima calidad, son las que se usan para adoctrinarnos políticamente y también ideológicamente,  y además son en verdad  un insulto vergonzante en el rostro y en la memoria de los héroes de Malvinas.  Hasta ahora nadie se ha dispuesto o no se le ha permitido llevar a la pantalla una versión que rinda el homenaje que se les debe  a los veteranos, a los caídos y a sus familiares. “Los chicos…” ¿ Acaso su sacrificio extremo por un país que hoy habitamos no es suficiente mérito para que de una vez se les llame “hombres” con toda la dignidad de su significado?… “Hombres” con más derecho a ese nombre que muchos de nosotros…

Solamente algunos libros seriamente escritos y algunos documentales escasamente difundidos han sido un alivio al olvido y a la desfiguración de tanto amor a la Patria derramado en sufrimiento, sudor y sangre sobre las islas todavía usurpadas.

Tengo la serena esperanza  que alguna vez, un un día cualquiera, mas tarde o mas temprano, la verdad sobre los héroes de Malvinas se impondrá por su propia esencia.  Me viene a la memoria una frase que Sarmiento escribió en su Recuerdos de provincia, citando al marqués de Custine en su obra  “La Rusia” de 1839 ,  “La verdad no se entierra con los muertos; triunfa de la lisonja de los pueblos y del miedo de los poderosos, que nunca lo son bastante para sofocar el clamor de la sangre; la verdad transpira al través de los calabozos y hasta al través de la tumba”

 

Cuando mudé mi blog de Windows Live a WordPress

Una moto espectacular!!!

Los beneficios de una bicicleta

Minnesota Prairie Roots

Writing and photography by Audrey Kletscher Helbling

The Baseball Sociologist

Not your average baseball fan, not your average sociologist

Dale Majors

Internet Retail, Team Building and Entrepreneurship

Shipshape Solutions

Charting Your Course From Chaos To Order

ELIZABETH ANN JOHNSON-MURPHREE

Confessional Fiction, Free Verse Poetry and Prose, Non-Poetry and Art

yocollector - Romania

amalgam, colectii diverse, colectie insigne, colectie brelocuri, artizanat, magneti frigider, etc...

Jardines sin fronteras

Un blog de José Elías Bonells, solo para profesionales

iSighting

Observations from a visual journey

Cocina con Carmele

Quiero compartir las recetas que me hacen feliz

Up the lauz river

Creativity is like breathing.

campodecuadernos

Andanzas y reflexiones del observador observado

A vista de pájaros

Aves y otra fauna de Rotxapea, Pamplona y algún lugar más...

Elefante Rocoso

Grupo de senderismo para compartir actividades en la Naturaleza

PROYECTO AULLIDOS

en defensa del lobo

AQUILA Naturaleza

Conservación y disfrute respetuoso del medio ambiente, educación ambiental y turismo de naturaleza.

cyclinginthesixthdecade

The how's and whys of my cycling life

Mithai Mumblezz

Thinks and again mumbles!!

El Huerto 2.0

Espacio dedicado a la horticultura ecológica, sus problemas, productos y cómo transformarlos.

Salmon Brook Farms

Official Home of Lavinia and Rick Ross