Fuera de servicio

trac (2)
En una visita a un camping encontré este tractor abandonado. De inmediato llamó mi atención toda aquella masa pesada de acero y caucho y mi cámara hizo su trabajo. Todo en esta máquina  parece hecho a prueba de cualquier clase de esfuerzo y de todo clima y terreno.  Hecho para soportar: lluvia, nieve, granizo, sol implacable.  Seguramente ha cumplido completamente con el propósito para el cual fue fabricado; sin embargo no estaba preparado para soportar el paso de los años, y ahí está: parado, abandonado, hasta  soportando los alambres que alguien le arrojó encima sin ningún respeto.
¿Dónde quedaron las mañanas cuando roturaba la tierra con los arados brillando al sol? ¿Y las cargas pesadas que pudo arrastrar sin un solo crujido ni un resbalón de sus enormes ruedas? ¿O los rugidos feroces de su motor Diésel?
Una vez, hace muchos años, este titán con ruedas fue la vanguardia de la tecnología; hoy un montón de acero sin utilidad que su dueño no sabe qué hacer con él.
Decididamente se lo destinó a los objetos que quedan fuera de servicio y que enseguida marchan al rincón del olvido.

Me hizo pensar mucho esta foto cuando la miré después con detenimiento.

♦ Nada queda excluido de la autoridad inflexible del paso del tiempo.

♥ La juventud, la vejez.

♣ El tiempo de servicio , el tiempo de retiro.

♠ Las diferentes edades y sus características.

♦ Cuando se cumple el tiempo y nos declaran fuera de servicio.

————————————————————-

Metáfora de la vida humana.

La marca del perro

¿Podrán creer ustedes lo que me ocurrio?
Yo,  que tengo tanto cariño por mis perros, un perro me mordió.
No lo puedo creer todavía.
Yo iba en motocicleta despacio a velocidad de paseo cuando de entre los autos estacionados salió un perro y sin mediar palabras o ladridos se prendió de mi pierna.   Cuando pude retirar mi pie del pedal era tarde, el perro ya había hecho lo suyo.  Mordió y escapó corriendo por la vereda.
Hice la limpieza y las curaciones que se recomiendan en estos casos y todo parece estar bien.
Mi gran temor es quedar contaminado y convertirme en vampiro o zombie o cosa por el estilo.  Por ahora no ha crecido pelo de lobo sobre mi espalda, tampoco me escuché aullando a medianoche.   🙂

 

mordido

Gardel, tango, Legui y caballos

gardel

Carlos Gardel – A 79 años de su partida.

Es increíble como las cosas se asocian.

Irineo Leguizamo era un joven uruguayo que corría caballos en los hipódromos de Buenos Aires hace casi un siglo atrás, en los años 1930, más o menos, y en esa actividad conoció a Carlos Grardel, genio del tango y apasionado por las carreras de caballos.
Gardel y Leguizamo trabaron amistad y así fue que el jockey llegó a correr sobre un caballo de Gardel llamado Lunático en numerosas carreras.

 El jockey alcanzó mayor fama cuando Carlos Gardel interpretó un tango titulado: “Leguizamo solo” en el cual narra una carrera ganada por su amigo. La voz de Gardel suena nítida y vibrante como el trino de un canario y contagia alegría.

 


Del vínculo entre Gardel, los caballos y Leguizamo surgió que una bodega de vinos en San Juan empezó a producir una bebida que llamó Legui, licor argentino.  En la botella hay una figura de caballos de carrera, una carrera de hipódromo. Es un licor tradicional que ha perdurado a través del tiempo.
 Hace muchos años alguien me invitó una copita de licor. Cuando lo probé me gustó el sabor dulce y fuerte. 
 

Hace casi 80 años atrás, Gardel murió en un accidente de aviación en Medellín, Colombia el 24 de junio de 1935. Tenía 44 años de edad.
 Leguizamo vivió hasta los 85 años de edad y falleció en Buenos Aires, Argentina, en 1985.
El tiempo se lleva todo y de aquella amistad ahora solamente queda el Legui y una canción.

DSC01805

 

 

 

Madera – Wood

La madera es un material que me encanta. Toda la naturaleza metida de manera misteriosa en un material. En la madera está guardada la historia del árbol que fue:  el viento que lo agitó, la lluvia que lo regó y el sol que cada día cayó sobre él.
Encontré un trozo precioso de madera que fue parte de un fratacho de albañil. Por eso así es que estaba bien pulida por el uso;  y también muy suave, tal vez por la cal y el agua que tocaría muchas veces. 
La limpié y la guardé entre unos libros hasta que le encontrara su utilidad.
Pasó el tiempo.
……………………………………………………………………………………………………….

El número de mi puerta se había destruido hacía algunas semanas; por esto el cartero entregaba la correspondencia equivocada y los taxi no llegaban a la dirección que le indicábamos. Estabamos sin identificación. Estábamos fuera del sistema de estos servicios, todo por un número que faltaba en la puerta.
Y aquí encontró su lugar la madera que encontré. Pensé pintarle los números y nada más; pero cuando la miré con mayor atención vi entre las vetas algunas insinuaciones de figuras y me dejé llevar por ellas.  Algunas manchas imitaban el cuerpo de un pájaro y otras parecían las ramas de un árbol. Y así se hizo. El pájaro intenté que se pareciera a un ” hornero “, nuestra ave nacional. Y el árbol fue un árbol cualquiera.  Después llegó el turno de los colores y del barniz.
Ahora estamos otra vez en el sistema. Tenemos número de puerta.

2

4

3

5

hornero

Cuero y metal – Leather and metal

Había una vez alguien que tenía un hermoso cinturón de cuero con una fantástica hebilla de bronce puro, gruesa y en forma de círculo.  En la hebilla había una figura de la cabeza de un toro, mejor dicho, el cráneo de un toro con un buen par de cuernos. Era una imagen sencilla pero muy fuerte y expresiva.  El bronce bien pulido daba un resplandor hermoso al sol.  Le gustaba usar el cinturón con los jeans y hacían una pareja muy apropiada.  Lo tuvo dos años y lo regaló a un amigo quien desde hacía tiempo admiraba el cinturón. El regalo fue un gesto de aprecio hacia su amistad.
El tiempo pasó y tenía deseos de hacerse nuevamente de un cinturón así, un cinturón sin plástico y sin delicadezas.  Aunque buscó en distintos lugares por donde anduvo nunca encontraba lo que buscaba.  Los cinturones que hallaba eran coloridos o brillosos, de hilo tejido, de plástico, made in China, demasiado elegantes o demasiado delicados.
Una tarde mientras caminaba por la peatonal de San Juan encontró un artesano que mostraba algunos cinturones mas o menos interesantes y se quedó a curiosear sobre los artículos de cuero que había tendidos sobre una frazada en el suelo. En Argentina las artesanías en cuero son preciosas.  Estuvo mirando objetos hasta que vio una hebilla que le gustó. Era de metal y tenía la imagen de las cabezas de dos caballos y la rodaja de una espuela nazarena. Esa hebilla estaba suelta, no tenía correa. Cuando el artesano notó que el posible comprador tenía interés, se acercó y comenzó a alabar la calidad de los cintos, el grosor del cuero y la buena terminación de las hebillas. (Los vendedores no han cambiado mucho desde el tiempo de los fenicios )  🙂
Entrando en convesaciones acerca del cuero, del bronce que es escaso y caro, los nuevos y los viejos materiales, del antiguo oficio de trabajar el cuero, de cuantos años llevaba fabricando estos artículos, el comprador logró que le colocaran una correa a la hebilla con las cabezas de caballos y también consiguió que le hicieran una rebaja en el precio. Con un corte de cuchillo, unas perforaciones con el sacabocados y la colocación de un remache a martillo el cinturón quedó terminado.

hebilla
Ya tengo mi nuevo cinturón.

Albahaca – Basil

¿Sabías que albahaca es una palabra que los árabes dejaron en España hace más de quinientos años?
El idioma español adoptó cerca de cuatro mil palabras del idioma árabe debido a los ocho siglos que duró la invasión árabe hasta el año 1492.
Varias palabras que en español empiezan con la sílaba “al” son de origen árabe como: alfil, alacrán, algodón, almacén, etc.
……………………………………………………………………………………………………..
Susana, mi esposa, compró esta planta hace algunos meses y la colocó en una maceta.  Desde que la trajo han pasado días de nieve, de mucho viento,  hasta días de calor muy intenso y la albahaca sobrevivió a todo, incluso al olvido de regarla algunas veces.  Tiene un aroma delicioso y ese color verde vivo la hacen muy especial.
Susana la usa para preparar  fideos al pesto y tampién para las pizzas.
Aquí está. Desde Arabia hasta mi patio; pero en español.

albahaca - basil

 

Blanco cegador – Blinding white

Domino

Tengo una caja de cartón , vieja y algo rota, donde guardo algunas cosas, pequeños  tesoros, algo así como una caja de recuerdos.
Entre varios objetos tengo tres  fichas de un juego de dominó.  Tres fichas no hacen un juego completo; pero mi interés por ellas no es el jugar una partida; sino conservar recuerdos que me hacen mucho bien. Déspués de muchos años las rescaté, las limpié, las fotografié y escribí la historia de ellas. Alguna vez el juego estuvo completo. Ventiocho fichas que se guardaban en una caja de madera de color anaranjada con una tapa deslizable.

Three dominoes. These belonged to my grandfather. These tabs have over a hundred years.
Las fichas son de hueso y madera oscura. (¿Será madera de ébano?…  No lo sé) .  Ambos materiales están unidos por tres remaches de bronce, esto se llama “ojiva”.  Ahora se encuentran bastante dañadas, comprendamos que tuvieron bastante uso. Madera, hueso y bronce, comparadas con las fichas modernas de plástico pueden  considerarse un tesoro que ha sobrevivido al paso del tiempo. Pertenecieron a mi abuelo a quien las cosas le duraban mucho tiempo en buen estado, era muy cuidadoso. Tal vez estas fichas tengan más de cien años.  Recuerdo que jugábamos dominó en familia durante los inviernos y  también  el sonido de las fichas mientras se las hacía girar en la mesa antes de repartir. Hemos pasado muchas horas con mis hermanos jugando dominó a la manera  sencilla de los niños, esto es haciendo coincidir los números hasta terminar las fichas.  Sin embargo hay otras maneras de jugarlo que he aprendido ya siendo mayor. Por ejemplo que la formación capicúa tiene un mayor valor , o el pase corrido o un bloqueo tienen valores diferentes durante una partida.

El dominó es un juego simple: pero tiene una historia con algunos aspectos inciertos que lo hace interesante para quienes Dominoestenemos un espíritu curioso como Sherlock Holmes. El origen del dominó todavía no está claramente establecido. Alguien entiende que su origen fue en China, en un juego parecido al Mahjong.  Aparentemente en  Europa el juego se conoció  hacia el Siglo XIV o más tarde todavía,  debido a los viajeros que iban a Oriente y traían novedades y curiosidades de China  (¡Op, casi como en el Siglo XXI!).  Desde Europa pasó a América en las maletas de los inmigrantes.
En Argentina se juega con el doble seis  (28 fichas);  en los países del Caribe , Cuba, Venezuela, Colombia se juega también con doble nueve (55 fichas) y hasta con doble  doce  (¡91 fichas!).  Se hacen campeonatos internacionales de dominó en lugares donde hay gran cantidad de aficionados.

¿Y el nombre “dominó” de dónde proviene?…  Esa es otra incógnita por resolver. Algunos dicen que su nombre se debe a una capucha de abrigo, blanca y negra , llamada “dominó” que usaban algunos religiosos católicos en el pasado y debido a los colores el juego compartió el mismo nombre.  Otros dan una  explicación más legendaria ,  proponen su origen en la expresión La  espalda de los dominoes. Madera negra.  ¿Será ébano?...     The back of the dominoes. Black wood. It is ebony?...“¡Benedicamus Dómino!”  – Bendigamos al Señor – ,  utilizada por los monjes cuando ganaban una mano para dar gracias a Dios por el favor concedido.  Finalmente hay quienes suponen que el nombre proviene de la expresión del ganador al colocar la última ficha: ¡Dominé!   No se cual será acertada; pero todas son interesantes de investigar.
Las tres fichas que yo conservo son  5/5  ,  1/4  y mi favorito 0/0, la que yo llamo “el blanco cegador”.

Double zero. White-white. It is my favorite tab which I call "The white blinding".

Alguien escribió esto del dominó: “El Dominó es un juego apasionante, es divertido, es retador, es original, cada juego es único, requiere concentración y astucia, malicia e inocencia, suerte y técnica, te da disciplina y te relaja, te hace discreto y fortalece tu inteligencia.”

Actualmente no tengo compañeros de juego por lo que juego partidas online. Mis sitios preferidos son :

http://www.juegos.com/juego/qplay-Domino.html

http://www.clubjuegos.com/multijugador/domino/

Sudamérica y el maní

maníes, maníes, maníes...

En este lugar del continente el mes de julio tiene al invierno como protagonista.  El viento que corre desde el sur trae aire desde la Antártida y lo hace sentir por cualquier rendija de las ventanas mal cerradas. Todo se acomoda al clima: ropas, horarios, alimentos y hasta cambia el valor de las boletas de electrcidad y de gas que aumenta en varios pesos durante esta estación.

Hace algunos días fui a una despensa a comprar queso y dulce; y entre los estantes vi una bolsa con maníes y no pude resistir el deseo de traer un poco de eso para nuestra casa. Aquí los maníes pueden comprarse sueltos, esto es comprarlo al peso que muestre la balanza. Puedo comprar desde 100 gramos en adelante.
Los maníes tiene para mí el valor de los recuerdos de mi infancia. Cuando fui niño comer maníes en los días fríos era un acto casi obligatorio. Esto daba una especie de “certificado” que el invierno había llegado.  Los bolsillos de los abrigos guardaban puñados de maníes que eran consumidos en cualquier momento del día. Recuerdos de infancia y maníes van juntos en invierno.

El maní es un vegetal originario de América del Sur, en otros países se llama cacahuate, aquí no, porque ese nombre suena algo ridículo a nuestros oídos 🙂  …
Tras el descubrimiento de América por parte de Colón, siguió  la conquista española allá por el  año 1500; y con esto muchos vegetales que eran consumidos por los nativos de este continente se difundieron y se extendió su uso al resto del mundo. Esto ocurrió con el maní como también con el maíz, la papa (patata), los porotos y una cantidad increíble de otros vegetales de origen sudamericano.

El maní tiene un valor nutritivo importante, es rico en calorías y provee de proteína,  tiene condiciones para combatir el colesterol malo debido a que es un antioxidante reconocido. Además previene trastornos coronarios y es señalado como un vegetal anticancerígeno. Aporta fibras alimentarias y fortalece el tejido óseo, la piel, las uñas y hasta interviene en el buen aspecto del cabello,  entre otros varios beneficios.

  Un relato
 Una vez mi abuelo quien era un excelente conversador, me contó que en la finca donde él trabajó se hizo un ensayo de cultivo de maníes. Por allí nadie conocía la manera cono este vegetal se cultivaba. Pasó algún tiempo y las plantas crecieron. Una mañana mientras revisaba la plantación vio que muchas de las plantas se encontraban sin hojas, solamente los tallos quedaban prendidos al suelo.  ¿Qué había ocurrido?…   Pues durante la noche alguien había intentado robar los maníes.   Lo gracioso fue que el  ladrón no sabía que la vaina que lleva la parte comestible de esta planta se da en la raíz, bajo tierra. ¡El ladrón había conseguido solamente hojas en la oscuridad de la noche!


maní

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

 Aquí están algunos de ellos colocados sobre mi boina negra de invierno de pura lana, amigos.

Detalle de algunos maníes

 Fin

 

Desde la chatarra a mi patio – Reciclado / From scrap to my patio- Recycling.

pupitreDebió haber sido originalmente algo parecido a este banco de la foto. Un viejo pupitre escolar.  

Cuando mi amigo Sergio me lo regaló era solamente un conjunto de hierros separados y algunas maderas que él había rescatado de entre un montón de objetos  que salían para la chatarrería.  Le llamaron la atención y los tomó, los limpió un poco y los cargó en el baúl del auto.  Al pasar por mi casa se detuvo y me los entregó par ver si yo conseguía hacer con esto algo útil.  Los recibí y me gustó el material con que estaba hecho. Hierro de verdad, firme y pesado. El material unido con remaches de hierro y muy poca soldadura.  La soldadura eléctrica no era bien vista por los herreros de entonces. También me llamó la atención la bisagra que permitía plegar el asiento sobre el respaldo, era un detalle divertido. Los guardé en un rincón del galpón y varias veces lo miré imaginando qué hacer con esto; pero no me decidía.

Tal vez este pupitre se usó a principios del siglo pasado. Era un mueble compartido, asiento por quién se sentaba adelante y también era la mesa de quien estaba detrás, una manera muy curiosa y también incómoda de organizar el mobiliario de un aula.

Como ya dije, pasó bastante tiempo en depósito mientras las ideas sobre cómo darle el mejor uso daban vueltas en mi cabeza. Me olvidaba de esto y unos días después regresaban las ideas y las modificaciones que convenían hacer; es así como funciona mi pensamiento.  Hasta que un día decidí reciclarlo como asiento para mi patio.  Fueron varias tareas que debí realizar, todo por ensayo y error, pues no tengo mucha experiencia con los hierros. Dibujar, limpiar, quitar la pintura antigua, medir, cortar, volver a medir, cortar otra vez, presentarlo y corregirlo antes de soldar. Injerté hierros de construcción para reforzarlo y partes de bisagras para darle inclinación al asiento. Las maderas que utilicé son duras y resistentes a la intemperie, fueron de una cama que alguna vez tuve. Solamente en el respaldo agregué una madera que compré en el aserradero. Después llegaron los tornillos y la pintura de color verde inglés, mi color favorito. Debí corregir varias cosas antes de que quedara bien. Ahora está en el patio. Algunas noches de verano me acuesto sobre el asiento a mirar las estrellas intentando identificar alguna constelación o sintonizo una estación de radio que me guste y puedo pasar largo rato escuchando música o algún programa interesante.
Nada como disfrutar el trabajo de las propias manos. 🙂

Algunas fotos de esto:

perspectiva

bisagra

pie

arco

cuadrilátero

Asiento

FIN

Con un mate nuevo

Recibí de regalo un mate de madera. No se de qué madera se trata, no conozco demasiado de eso. Algunos dicen que es de madera de algarrobo y otros que no lo es.
En cuanto lo toqué me llamó la atención el peso tan liviano que tiene.  Está fabricado con torno y la terminación es excelente, completamente suave al tacto. Tiene la boca ancha y un pie suficiente para no derramarse fácilmente; a la vez que es redondeado y fácil de mantener en una mano.
Las condiciones que debe reunir un mate para ser aceptado están establecidas por su dueño, es como una guitarra en manos del músico, la siente cómoda y apropiada desde la primera vez o nunca será su guitarra.
Cuando yo recibí el mate, lo saqué de su envoltorio de papel transparente y lo tomé en la mano dije: – Si, este mate está hecho para mi.
Lo exploré por dentro para mirar el tamaño del cuenco, después lo acerqué a mi nariz para sentir el aroma que tenía…  Todas las pruebas superadas. Buen tamaño de cuenco y ausencia de aroma.
El olor de la madera es muy importante. Tengo desde hace algunos años un mate pampeano, de los que tienen una corona de perforaciones alrededor de la boca; de muy buena presencia, pero nunca pude usarlo porque tiene un aroma demasiado fuerte y sabor vegetal seco y astringente que lo hacen imposible de beber.
El aroma de la madera de este nuevo mate parece más amigable y dócil.
Se los he mostrado a los amigos que han venido a casa y a todos les ha parecido un buen mate, ahora me encuentro por decidir el proceso de
curado. Las recetas para curar la madera son muchas y no sé por cual decidir: ¿Curado con whisky?…  ¿Con ginebra?… ¿Con yerba fuerte?…  ¿Con azúcar tostado a la brasa?… Todavía no decido; pero debo hacer de este mate el mejor que yo pueda.
El mate tiene en este lugar mucha importancia, más de la que a simple vista parece. Este mate será el que reciba a los familiares y amigos que se acerquen a casa a compartir un rato, también será el que salga con nosotros cuando vayamos al parque de paseo o de campamento con los scouts. Muchas de las vivencias por venir se relacionarán de alguna manera con una ronda de mates.  Este mate será el que tomamos en casa con Susa por las noches un rato antes de dormir mientras organizo mis papeles para salir a trabajar al día siguiente antes que asome el sol.
Solamente los poetas saben decir mejor las cosas que habitan el mundo interior. Aquí está un fragmento del poema de Antonio Esteban Agüero que pone las palabras precisas para describir cual es el espíritu que rodea al mate.


DIGO EL MATE

 Porque sábado es hoy y la mañana

Como una fruta desde el tala cae,

Y soy joven y sano, y me navegan

Tradiciones y música la sangre,

Quiero ser otra vez, entre vosotros

Para decir y celebrar el Mate.

 

De Guarania nos vino con la Yerba

Que resume fragancias tropicales,

Y ese barro de América que un día

Vio que llegaban sigilosas naves,

Con cadenas, y perros y arcabuces,

Y duras voces vulnerando el aire;

Verde Yerba  de América, sembrada

Por quien hizo los ríos y las aves,

Y tendió la llanura hacia naciente,

Y hacia poniente levantó los Andes,

Y la Coca sembró para los Quichuas,

Y el Algarrobo para pan del Huarpe.

 

Yo era niño –recuerdo- y la primera

Memoria verde se remonta al Mate,

En mi casa de Merlo, donde el día

Comenzaba a girar cuando mi Madre

Sorprendía el hervor de la tetera

Entre volutas de vapor quemante:

Y era luego la lenta ceremonia,

Vieja suma de gestos y ademanes,

Aquel ir y venir de la cuchara,

La visión del azúcar, el fragante

Esplendor de la Yerba, la bombilla

Con doradas virolas y espirales…

Anteriores Entradas antiguas

Cuando mudé mi blog de Windows Live a WordPress

Una moto espectacular!!!

Los beneficios de una bicicleta

Minnesota Prairie Roots

Writing and photography by Audrey Kletscher Helbling

The Baseball Sociologist

Not your average baseball fan, not your average sociologist

Dale Majors

Internet Retail, Team Building and Entrepreneurship

Shipshape Solutions

Charting Your Course From Chaos To Order

ELIZABETH ANN JOHNSON-MURPHREE

Confessional Fiction, Free Verse Poetry and Prose, Non-Poetry and Art

yocollector - Romania

amalgam, colectii diverse, colectie insigne, colectie brelocuri, artizanat, magneti frigider, etc...

Jardines sin fronteras

Un blog de José Elías Bonells, solo para profesionales

iSighting

Observations from a visual journey

Cocina con Carmele

Quiero compartir las recetas que me hacen feliz

Up the lauz river

Creativity is like breathing.

campodecuadernos

Andanzas y reflexiones del observador observado

A vista de pájaros

Aves y otra fauna de Rotxapea, Pamplona y algún lugar más...

Elefante Rocoso

Grupo de senderismo para compartir actividades en la Naturaleza

PROYECTO AULLIDOS

en defensa del lobo

AQUILA Naturaleza

Conservación y disfrute respetuoso del medio ambiente, educación ambiental y turismo de naturaleza.

cyclinginthesixthdecade

The how's and whys of my cycling life

Mithai Mumblezz

Thinks and again mumbles!!

El Huerto 2.0

Espacio dedicado a la horticultura ecológica, sus problemas, productos y cómo transformarlos.

Salmon Brook Farms

Official Home of Lavinia and Rick Ross