Olivos y Jueves Santo ¿Prodigio o un fenómeno natural?…

olivos

Hola, hace un instante  recordé algo y sentí necesidad de escribirlo para que el olvido no lo lleve a la tierra de nunca jamás. ……………………………………………………………………………………………………………………

Ya en vísperas de un Jueves Santo miré un par de ramas de olivo que están en casa desde el pasado Domingo de Ramos y en un  instante – la relación que la memoria  puede hacer entre objetos y recuerdos es asombrosa – recordé un hecho ocurrido hace muchos años, más de 20 años atrás.
Mi padre en cuestiones de fe y creencias era escéptico; pero nunca manifestó oposición a que otros tuvieran y sostuvieran sus creencias.  Aparentemente él fue un niño criado en un ambiente donde la fe no era tema de conversación ni de interés. Hijo de un socialista militante, nadie habría cultivado en la persona del niño interés alguno por estos asuntos de la fe y del alma.
¿Dónde se encontrarán este par de ideas,  de mi padre escéptico y las ramas de olivo?…  Fue en la tarde de un Jueves Santo, pasado el mediodía; mi padre se encontraba en casa de un vecino, quien tenía algunos olivos en su patio.  Había ido a conversar un rato con su amigo, a hacer una visita social digamos.  Cuando de pronto regresó a casa con mucha inquietud  contando lo que escribo aquí.  Contó que mientras estaba en el patio cerca de los olivos, vio que el sol pasaba entre las hojas y dejaba ver las sombras de las hojas en el suelo, lo que es natural y normal.  Lo que no era normal fue que las sombras de las hojas formaban infinitas cruces, como si cada hoja se hubiese ubicado de tal manera que esto podía verse en el suelo. Cruces, cruces, muchas cruces pequeñas, miles de cruces formadas por las sombras de las hojas. Recuerdo bien el estado de inquietud que él tenía.  Sorprendido, atónito,  incapaz de darle una explicación lógica a esto que sus ojos acababan de ver.  Yo escuche la narración de lo que hacía momentos había ocurrido; pero no reaccioné, ni corrí a comprobar la verdad de lo que oía. Sentí cierta manera extraña de temor ante eso, más aun porque esto venía de boca de mi padre que era totalmente incrédulo. Ese fenómeno duró algunos minutos y luego se deshizo, según él mismo lo narró.  Eso pasó y nunca más volvimos a hablar de ese asunto. 
……………………………………………………………………………………………………………………
¿Un fenómeno de la luz y de la sombra?…  ¿Un milagro, un portento, un prodigio?… ¿Una señal?… ¿Una revelación privada?… ¿Quién lo sabe?  Yo no lo se.   ¿Qué consecuencia tuvo esto en el espíritu de mi padre?  Tampoco lo supe jamás.
Han pasado los años y él se fue de viaje hacia la eternidad.  Solamente se decir que el Señor es grande.

El Evangelio a la hora de las milanesas

Alrededor de cuatrocientos millones de personas hablan el idioma español en el mundo; pero las variaciones de una nación con otra puede ser bastante notables. Además cada país tiene un repertorio de frases, refranes y dichos que son muy interesantes de conocer y estudiar.
En Argentina usamos la frase “A la hora de las milanesas” cuando queremos decir en lenguaje familiar “A la hora de la verdad”.

El Evangelio leído el domingo pasado se refiere a esto:  “la fe a la hora de las milanesas”.  Es decir, la fe en los momentos de definiciones importantes, o cuando no puede alguien evadirse o tomar una actitud disimulada ante un acontecimiento inmediato.

Dice San Juan (Jn. 20, 24) “En la primera aparición de Jesús resucitado a sus apóstoles no estaba con ellos Tomás. Los discípulos le decían: “Hemos visto al Señor”. El les contestó: “si no veo en sus manos los agujeros de los clavos, y si no meto mis dedos en los agujeros sus clavos, y no meto mi mano en la herida de su constado, no creeré”. Ocho días después estaban los discípulos reunidos y Tomás con ellos. Se presento Jesús y dijo a Tomás: “Acerca tu dedo: aquí tienes mis manos. Trae tu mano y métela en la herida de mi costado, y no seas incrédulo sino creyente”. Tomás le contestó: “Señor mío y Dios mío”. Jesús le dijo: “Has creído porque me has visto. Dichosos los que creen sin ver”.

¿Sabes que hay situaciones y momentos en los cuales nos encontramos tentados a pedir pruebas de la realidad de lo que enseña el Evangelio?
Es en circunstancias como esa cuando el Evangelio muestra su grandeza. Cuando es necesario tomar una decisión que se ajuste al espíritu evagélico sin pedir pruebas o cuando esta decisión, en apariencia dé contra nuestro buen pasar o nuestra comodidad; pero se encuentra en coincidencia con lo que enseña Jesucristo.   Un acto que reune con coherencia lo que se cree con lo que se hace, es lo que dá  brillo a  la verdad del Evangelio;  un acto en el cual  importa más adherir a Cristo antes que adherir al criterio del mundo.
Por supuesto que esto no es fácil, porque la propuesta de Cristo va contra toda la “lógica del mundo”.  Por ejemplo: Bienaventurados los pobres, cuando todos quisiéramos ser ricos; Bienaventurados los perseguidos a causa de la justicia, cuando todos queremos vivir sin sobresaltos ni persecusiones…
No es fácil creer sin poner los dedos en las llagas de su costado…   Pero que maravillosa alegría cuando en medio de la confusión o de las dudas podemos levantar el estandarte blanco de la fe.  Cuando nos alcanza para dar ese “Si, creo” a pesar que las apariencias nos estén mandando a decir un : no.

Los últimos retazos del invierno – Gorriones en el patio

El invierno parece dar sus últimos paseos por aquí.  Durante un largo tiempo la naturaleza entera se había guardado, se había detenido.   Árboles desnudos de hojas, grillos que hacían silencio, hormigas que durmieron el largo sueño de los meses fríos.  Entre todas estas deserciones solo algunos pocos hacen la excepción.  Hoy los gorriones como todas las tardes en una bandada desordenada y bulliciosa vienen por las migas que cayeron del almuerzo.  Otras aves emigran; pero el gorrión no.  Él se queda a pesar del hielo, de la nevisca, de la falta de alimentos,  del viento chorrillero que no perdona; enseñando un admirable amor a su terruño y de cómo se deben enfrentar las adversidades.  La sencillez del gorrión no nos llama a fijarnos en él; pero sus actitudes traen mensajes de perseverancia.

Una vez mas, Dios, el gran ordenador de la naturaleza; sigue dando clases magistrales para quien sabe entender su lenguaje. 

 

Haciendo click por aquí y allá encontré este poema sencillo y hermoso que se lleva muy bien con mi post.

                          Gorriones

Los gorriones se quedan, los gorriones no emigran,
cotidianos amigos que no siempre advertimos,
aunque sean los mismos que los que antaño vimos
no sabemos si sufren, enferman o peligran.

Los gorriones se posan sobre nuestra azotea,
están en la ventana, se comen nuestras migas,
probablemente anidan en escondidas vigas
y viven a diario su arriesgada odisea.

Entrañables vecinos de otoños y de inviernos,
alegría infinita de los parques y plazas,
cuántas veces los vemos sobre nuestras terrazas
y se asustan y huyen simplemente con vernos.

Mil gracias, pajarillos, muchas gracias gorriones,
criaturas heroicas y de aspecto indefenso;
vosotros sois sin duda, ahora que lo pienso,
motivo de alegría en nuestros corazones.

© Juan Ballester

 

http://ballesterjuan.blogspot.com/2010/03/gorriones.html

 

Cuando mudé mi blog de Windows Live a WordPress

Una moto espectacular!!!

Los beneficios de una bicicleta

Up the lauz river

Rivers know this: there is no hurry. We shall get there some day. ― A.A. Milne

campodecuadernos

Andanzas y reflexiones del observador observado

A vista de pájaros

Aves y otra fauna de Rotxapea, Pamplona y algún lugar más...

Elefante Rocoso

Grupo de senderismo para compartir actividades en la Naturaleza

PROYECTO AULLIDOS

en defensa del lobo

AQUILA Naturaleza

Conservación y disfrute respetuoso del medio ambiente, educación ambiental y turismo de naturaleza.

cyclinginthesixthdecade

The how's and whys of my cycling life

Mithai Mumblezz

Thinks and again mumbles!!

El Huerto 2.0

Espacio dedicado a la horticultura ecológica, sus problemas, productos y cómo transformarlos.

Salmon Brook Farms

Official Home of Lavinia and Rick Ross

brighamstephen

birding and bird photography

Adventures in Kevin's World

Misadventures in cool places

Colorfish on the Road

Irgendwo in Südamerika

LensScaper

Views through a lens - a personal viewpoint

Mama Cormier

.... my journey to a healthy life, making new memories and so much more

Sophie's Foodie Files

Mostly healthy tasty colorful cooking & gardening with Sophie's twist!

Bespoke Traveler

Immersive Tales for the Curious Traveler

Such Small Hands

Searching for Purpose and Finding Grace

Isleños

Esos que deambulan entre orillas

Experiencias entre Rayos y Grillos

Qué es lo que pasa cuando un pie sube y el otro baja, sin tocar el piso más que con dos ruedas...

In Fact Edinburgh

Noticias de Edimburgo · Edinburgh news